Quecomerenmerida.com

Directorio de restaurantes de Mérida, Distribuidor Softrestaurant, Asesoría en restaurantes



¿QUIÉNES SOBREVIVEN A LA LA INDUSTRIA RESTAURANTERA? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Mauricio   
Miércoles 19 de Julio de 2017 15:11



Casi en cualquier parte del país se escucha hablar del crecimiento exponencial en aperturas de negocios de alimentos y bebidas; chicos y grandes, con limitaciones económicas y materiales o con altos presupuestos e inyecciones de capital elevados. Pocos muy pocos tienen una idea sobresaliente e innovadora o bien tienen un menú muy rico en sabor o bien la oferta adecuada en precio justo, porción y elaboración, quizá el principal de los ingredientes "mágicos" para vender estos productos sea ese, que la comida este muy rica y sea generosamente abundante.

Sin embargo, al giro gastronómico se le sigue aportando de todo. Las escuelas de gastronomía desde hace algunos años cuentan con licenciaturas donde además pueden salir chefs reconocidos a nivel internacional o gerentes de restaurantes que se convierten en líderes o ejecutivos de alto nivel. El talento en la cocina ahora es un distintivo que genera ventas como los rockstars al presentarse a algún evento. Los inversionistas sólo ven dinero y en su mayoría se va a la basura por varias razones y cierran dentro de los primeros meses o a lo largo de los primeros 5 años si bien les va:
a) Invierten sin tener un plan de negocios claro y definido que marque rumbo en innovación operativa, de productos, servicios o ambientes, ahora también usan el término "revolución gastronómica",
b) Invierten sin tener a la gente adecuada para trabajar la gestión gerencial y el desarrollo de personal, de productos o de servicios;
c) Invierten en marketing con agencias que no son especialistas en el tema restaurantero.
d) Lo peor de todo es que no invierten en una capacitación consistente que les ayude a trabajar en la ruta marcada, (si es que hay alguna ruta clara y definida),
e) Muchos no invierten en la tecnología que les servirá como principal herramienta de gestión y que les da entre muchas cosas la información elemental de comportamiento del menú, inventarios, costos, ticket promedio por mesa o persona y en qué tipo de venta se realiza, si es a domicilio, para llevar, por eventos o catering y servicio a la carta



Hay quien si invierte correctamente pero sin un plan, o no hay un motivo auténtico que marque un diferenciador y una apuesta a largo plazo. Son muy pocos los que están en ese ambiente, con esa visión, y con esa convicción de desarrollar empresas de alto valor que genera empleos, desarrolla al personal, que aporta a la comunidad, no escatiman en tecnología como equipos de cómputo, software, redes, capacitación, desarrollo de menú, hasta lo elemental en relación de hacia dónde va el negocio, hacia donde vamos como la misión, la visión y los valores, pero además y fundamentalmente en mi opinión, los principios. La gran mayoría no tienen idea de esto. La gran mayoría no les importa tanto tenerlo. Pero si es fundamental trabajar en ello y complementarlo al plan original de porqué vender comida y bebidas.
Quienes van a sobrevivir en la industria de alimentos y bebidas son aquellos que invierten bien, tienen un plan a largo plazo, capacitan al personal, dan un alto valor al cliente en calidad de productos, tiempos y calidad de servicio, atención bien enfocada al cliente y venta de calidad, a quienes aportan algo a la comunidad como reciclaje, cuidado al medio ambiente, consumo de energías renovables, uso de productos sanos al consumo para mejorar la salud, proveedores locales para fomentar una mejor economía local, buscar hacer donaciones de algún tipo puede ser en espacie o en ayudar a los que lo necesitan, hay mucho que hacer y aportar en cuanto a comunidad se refiere, porque finalmente vivimos en el mismo entorno y lo que pasa afuera nos afecta a todos para bien o para mal.



Van a sobrevivir los que tienen un presupuesto para mantenimiento preventivo que ayude a mantener servicios de calidad y bajar costos a la empresa, esto indirectamente va a estar en planes de ayuda a la comunidad, no contaminar, no desperdiciar energía, productos, tiempos de productividad, buscar alternativas, siempre las hay, mostrar interés en ello, es posible.
De los emprendedores pequeños que van con todo el entusiasmo a vender comida y salen a la calle con una canasta para vender tacos, o aquellos que tocan de puerta a puerta en las casas para vender brownie o pastelillos, a las panaderías que mandan al ciclista con el pan a tocar una corneta entre las calles, o los que se asocian con los que tienen una mejor idea y de repente no funciona, hasta los que reciben fuertes cantidades de las cervecerías para implementar conceptos que para esas empresas cerveceras son más bien puntos de venta y es lo que realmente importa, incluso para los decididos a invertir con toda sus convicciones y su capital interminable, yo les digo que quienes van a sobrevivir son aquellos que estén convencidos de que ser parte de esta industria de alimentos y bebidas es más que vender comida y bebidas, mucho más que eso y en la medida que tengan un plan claro y definido, un producto exitoso o vendible que ayude a generar el ingreso constante para reinvertir adecuadamente en el negocio, tengan al personal adecuado y lo capaciten consistentemente, esos son los que van a sobrevivir en la industria sin duda alguna.
Apóyense en gente que conoce el funcionamiento de un área o todo el restaurante, contraten asesores confiables, proveedores que cuenten con garantías, busquen como ser más innovadores, eficientes, convencidos de la prioridad de la calidad al servicio al cliente. Y en ese rumbo en esa dirección les aseguro que van a sobrevivir estando en esta industria maravillosa de la hospitalidad, del turismo, de la comida y las bebidas, del servicio y de todo lo que ello aporta en la economía, en la cultura y en las tradiciones de nuestras comunidades.

Última actualización el Miércoles 19 de Julio de 2017 19:58
 

Patrocinador

ravelos-nuevo-menu.jpg


Twitter

Twitter

Follow qcomerenmerida on Twitter